Por Ashley Pérez García

 

más de un siglo de abuso

ha creado en mí una niña

triste, la fabricación de esta persona

puede más que yo

la contradicción inherente de su existencia

me desploma y me resiste

y tan necesaria la resistencia,

qué mucho cansa.

qué mucho pesa.

qué fuertes son los golpes, y no sé
de qué valen troncos por piernas cuando están desarraigados.

 

llevo la maldad hasta en mi nombre y nombrando

desgastadas las pupilas, sin resorte

me allano en el polvo de mi matre, de mi cuarto

si tan solo la claridad fuese un fenómeno innato

 

yo siempre duermo, pero ¿hasta cuándo y hasta cuánto?

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s