Siguiendo el contexto de la novísima narrativa en Hispanoamérica de finales de los años 60, en sus condiciones históricas-culturales y de estéticas innovadoras, me inquieto en analizar la retórica del sujeto disidente. Me refiero específicamente a la disidencia de hombres homosexuales visto a través de su narrativa plasmada en textos literarios.  El contexto de esta estética del postboom, que permite el protagonismo de las voces y experiencias de los sujetos marginados, es crucial para analizar la forma en cómo se manifiesta esa retórica en los diferentes elementos del texto literario. Para ello, me valgo del análisis de La virgen de los sicarios (1994) de Fernando Vallejo para demostrar cómo el discurso del sujeto narrador-personaje se vale de una estética cínica que se nutre de los elementos más repugnantes de los signos culturales. La obra en general de Fernando Vallejo, ni esta obra específica, han sido estudiadas lo sufiente desde la perspectiva del sujeto transgresor ni desde todas las posibilidades de analizarlo como sujeto disidente sexualmente. Tomando en cuenta líneas teóricas fundamentales sobre la novela en Hispanoamérica y su relación con los asuntos de los pensamientos moderno y postmoderno, en los que involucra la importancia de los signos textuales y culturales, sigo de cerca algunas nociones del texto de Eros y violencia en la novela hispanoamericana en el siglo XX de Luis Felipe Díaz. Por otro lado, algunos planteamientos sobre la importancia y los sentidos de lo feo en el arte elaborados por Karl Rosenkranz en su Estética de lo feo, serán elementos complementarios para mi análisis, así también como el texto de Prosa plebeya: Ensayos 1980-1992 de Néstor Pelongher, en el que destaca varios enfoques sobre la homosexualidad de fin de siglo XX. Con diálogo con la crítica y estas líneas teóricas, me propongo desarrollar un análisis en el que demuestra que la retórica del sujeto disidente en contexto de crisis, locura, violencia y muerte se manifiesta por medio de los elementos retóricos de la parodia (burla), la hipérbole (exceso) y la paradoja (contracción) que permiten desencadenar en un discurso cínico que tiene su fuerte principal en el manejo del lenguaje.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s